Paper Princess, de Erin Watt (con spoilers).

Por - 15:30:00

Desde clubes de striptease y paradas de camiones hasta mansiones en la costa sur y escuelas privadas, una chica trata de mantenerse fiel a sí misma.
Estos Royals te arruinarán...
Ella Harper es una sobreviviente, una pragmática optimista. Pasó toda su vida mudándose de ciudad en ciudad con su frívola madre, luchando por sobrevivir y creyendo que algún día saldrá de la miseria. Después de la muerte de su madre, Ella se encuentra realmente sola.
Hasta que aparece Callum Royal, sacando a Ella de la pobreza y llevándola a su lujosa mansión en medio de sus cinco hijos que la odian. Cada chico Royal es más magnético que el anterior, pero ninguno es tan cautivante como Reed Royal, el chico que está decidido a enviarla de vuelta a los barrios pobres de dónde vino.
Reed no la quiere. Dice que no pertenece con los Royals.
Puede que tenga razón.
Riqueza. Excesos. Engaños. Ella nunca experimentó nada igual, y si va a sobrevivir su tiempo en el palacio Royal, tendrá que aprender a emitir sus propios decretos Reales.


Título: Paper Princess
Publicación: 4 de abril del 2016
Serie: The Royals #1
Autora: Erin Watt (Seudónimo de Elle Kennedy y Jen Frederick).
Idioma: Inglés

Este es el gran porqué de mi aversión a los Young Adult y las relaciones histéricas (la queja en mi reseña anterior). O en todo caso al histeriqueo en general.
Durante el apogeo del género, fui una gran consumidora de esas lecturas. Travis Maddox, Jude Ryder,
Daemon Black, Patch Cipriano, y entre otros que no me vienen a la mente, fueron ganándome con sus actitudes presuntuosas, idiotas, y rompecorazones, creando dramas innecesarios y metiéndose en problemas cada dos por tres; estos muchachitos ganaron nuestro corazón en la vida literaria. ¿En la vida real? No, gracias. Obviamente no andamos por el mundo buscando chicos de esa calidad. Pero bueno, todas, o la gran mayoría disfrutó de ese tipo de historias de amor.
Para que tengas una idea de lo que trata este libro, imagínate tener un pésimo año. Te encontrás más sola que Adán en el día de la madre, y de repente aparece un tipo que dice ser tú tutor legal y te promete vivir una mejor calidad de vida, al mejor estilo María la del barrio. Pero en el combo tenés a cinco hermanos/chicos malos que quieren hacer de tú vida un infierno (o cinco Hardin Scott, para las que leyeron After de Anna Todd), una escuela que sigue las reglas que rigen dichos hermanos, perras que hacen cualquier cosa por testosterona, y un padre que no se da cuenta del bullying que sucede alrededor. Pueden imaginar que es DEMASIADO.
Francamente es bastante agotador, incluso leerlo.

Un día a finales de junio comencé con este libro sin pensar en las consecuencias. Así que ahora me veo con la obligación moral de advertirles lo que pueden llegar a encontrar.
Voy a marcar los pros y los contras, así que vamos por partes: la falla más grande de este libro es exceso de clichés YA.
  • La pobre huerfanita es rescatada por un millonario y es acusada de vividora y put@. Quitando de lado lo de millonario, es normal que la gente sea tan prejuiciosa. Si los hermanos Royal piensan en que Ella se acuesta con su padre, los compañeros de escuela piensan que se acuestan con los hermanos. Lo que me lleva a la siguiente madre de los clichés: la tildan de put@ pero es virgen.
  • Puede que hayas perdido a tu familia, pero ya no te encuentras sola, Ella. Eres una Royal ahora.
  • Ella ingresa a una escuela privada súper exclusiva en donde los Royals imponen sus reglas y deciden que no alcanza con molestarla en la casa, todos sus compañeros también tienen que cooperar con hacer de su vida un infierno. Incluso los Royals podrían tener su himno: nadie pasa de esta esquina, aquí mandan las divinas, porque somos gasolina... gasolina de verdad. 
  • Ningún adulto se da cuenta del maltrato al que Ella está expuesta. O no les importa.
  • Los chicos Royals son mega sexys. Todos. Incluso el padre. Si tuvieran un perro también sería sexy.
  • Se siente instantáneamente atraída al tipo que peor la trata desde el inicio. Es algo que ya me molesta. Esa necesidad de hacer a la protagonista una idiota que no tolera al tipo y lucha mentalmente por alejar los pensamientos pecaminosos para no caer en la tentación. Pero siempre termina mirándolo fijamente por horas. Pegame y decime Marta.
Y así puedo seguir y seguir. Honestamente, al conocer que Elle Kennedy y Jen Frederick se hallaban detrás del seudónimo, esperaba algo un poco más original. Ojo, esto no quiere decir que lo odié, todavía no nombré los pros. Porque el cliché mágicamente terminó enganchándome.

  • Jennifer Armentrout dijo que es el Cruel Intentions de esta generación (Juegos Sexuales en Hispanoamérica y Crueles Intenciones en España), y me encantó la comparación. Tiene esa cosa de engaños, drogas, sexo, dinero, excesos, la imagen del colegio privado y los chicos bien con uniformes, te hace pensar automáticamente en la canción de Bitter Sweet Symphony, haciéndote olvidar un poquito de todo el cliché y lo empezás a disfrutar. 
  • De a poco vas conociendo a cada chico Royal: Gideon, Reed, Easter, Sebastian y Sawyer. Tan iguales y diferentes a la vez que te dejan con ganas de más (posiblemente hayan libros de ellos... ¡no me hagan la gran Jamie McGuire, por favor!).
  • Puede que Ella Harper parezca un poco idiota con lo que escribí pero se aleja bastante a la imagen de Blaire Wynn (Fallen Too Far, de Abbi Glines... para las que no lo leyeron). Hace lo que necesita para sobrevivir y le importa tres mandiocas si es motivo de burla; aunque en el fondo le duela sigue dignamente con la frente en alto.
  • En algún momento, comencé a pensar que si solo supero esta mala experiencia, este mal día, mañana tendría algo mejor, más brillante, más nuevo. Todavía lo creo. Todavía creo que hay algo bueno allí afuera para mí. Solo tengo que seguir adelante hasta que llegue mi hora.
  • Reed Royal no me produjo gran emoción. Si tengo que elegir a uno de los hermanos, el que más me gustó fue Easter. Si ese era el objetivo de las autoras, lo lograron.
  • Y el final... me tiene contando los días como convicta. Necesito que sea 25 de julio y tener Broken Prince en mis manitas. Las últimas cien páginas me tuvieron despierta hasta las siete de la mañana.

Y aquí viene mi dilema, mis fieles parroquianos. Al ingerir semejante cantidad de sucesos trillados en el 60% del libro, pero emocionándome con el 40% restante ¿Merece tres o cuatro estrellas? Por ahora le daré 3.5 estrellas, porque cada vez que pienso en ese final me pongo a pensar en lo que puede llegar a ocurrir en las primeras páginas y lo quiero ya.


Leí en la fanpage de Erin Watt que saldrá el libro en portugués, gracias a Planeta de Libros Brasil. Rueguen que la Editorial en español le de una oportunidad. Si los señores de la editorial me leen, saben que hacer(?).

Les dejo una canción que es muy Ella Harper.

¡Las leo luego!


También te puede gustar...

7 comentarios

  1. mmm... me siento indecisa!!! Me encantó la reseña... ahora... no te enojes??... pero no me estira mucho el libro...*se queda pensando*
    creo que lo leería si estoy muy aburrida... todo lo que mencionaste, es material para hacerme putear mal jajaja
    detesto las protas que se resignan y padecen en silencio pensando que vendrá algo mejor... no va a venir, tenes que salir a buscarlo pelotuda.. y le das dos cachetas!!1
    ok, no... ando muy violenta!!
    Siento que tengo la obligación moral de leerlo... para que podamos discutirlo... además, mencionaste bullying jajaja
    ando mucho con ese tema!! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja xD
      ¡Leelo, porfa! Necesito a alguien que me acompañe. Me siento sola(?) u_u

      :P

      Eliminar
  2. ay nooo!!! jajajaja me encantó tanto la reseña y los contra de la historia que la quiero leer jajajja ando mal la cabeza. Hace tiempo que estoy viendo la portada de este libro por todos lados y la verdad estaba harta porque no me llamaba la atención. Pero ahora me dieron ganas de leerlo. Los tal Royals me recordaron a un dorama que vi hace tiempo donde los chicos, en realidad el lider, siempre molestaba a la protagonista, solo que ella les pateaba el trasero, los tipos eran super ricos, super herederos, super talentosos, super inteligentes, super guapos y todos en una super escuela. Hasta que llega la protagonista y los manda a comer esparrajos jajajajaja al final obvio el lider de la pandilla y la protagonista se enamoran y todos se vuelven amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, me pasó igual. No era muy fan de la sinopsis, ni de ese tipo de historias, en realidad. Pero me atrapó de todos modos. ¡Una cosa de locos! En octubre sale el tercero y estoy como loca por tenerlo *-*

      Eliminar
  3. Amo sus reseñas, de verdad que si jajajajaja.

    Y esto de acuerdo con ustedes con respecto a este libro. Es de esas historias que detestas pero no puedes parar de leer. Demasiado drama, demasiados clichés pero aun así leemos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Graciaaaas! <3

    Estoy pensando seriamente en hacer reseña de los otros dos, pero no esperen flores, será una reseña llena de derrape xD

    ResponderEliminar
  5. Primera reseña que leo en tú blog y me encantó!<3
    Empecé el libro con la certeza de que iba a odiarlo(por otras reseñas que leí por ahí), pero la portada me llamo tanto la atención que tenía que ver por mí misma que tipo de protagonistas me iba a encontrar. Y aunque estoy de acuerdo en la mayoría de lo que señalas, no puedo dejar pasar el hecho de que me cabreo el cliché "soy desnudista y me tachan de p*ta pero soy virgen". Sólo tenía que dejar salir eso jajajaja
    Gracias por la reseña!:3

    ResponderEliminar